DeVivencias, es un lugar para compartir, debatir y preguntar de forma anónima sobre nuestros problemas, preocupaciones, deseos e inquietudes a gente que ha vivido o está viviendo situaciones parecidas a las nuestras.
Comparte tus vivencias

Últimas vivencias

Crisis

Hola, soy de Chile, tengo 33 años y padezco de TOC desde los 7. Pero me lo diagnosticaron a los 19 años cuando atravesé por una de esas que yo llamo "crisis".

Por:Viviana Chile Publicado en: TOC
necesito ser amada y necesito amar

desde un tiempo aqui he sentido la loca necesidad de amar a alguien con todo mi ser...y ser retribuida con el mismo amor...no puedo vivir sin que alguien me de un beso un abrazo o una palabra dulce a

Por:Almendra Publicado en: No tenemos sexo
Pese a mí

Te encuentro.
Sin embargo.
Pese a mí.

Por:Aluap Publicado en: Me siento angustiad@

Últimos deseos

Antes de morir, quiero
volver a ver a mi familia

Antes de morir, quiero
volverme a enamorar.

Antes de morir, quiero
amarme tal y como soy.

Antes de morir, quiero
que el amor me ahogue de felicidad como el primer día!

Escribe tu deseo

Último Consejo

aprender a ser optimistas

Las posibidades de ser un optimista

Las personas optimistas son aquellas que son capaces de ver el lado positivo de las cosas, incluso en las situaciones más difíciles. Con ello, son capaces de afrontar los problemas con un enfoque totalmente diferente al de las personas pesimistas, consiguiendo llevar una vida en la que predominan los momentos de felicidad. Los optimistas tienen capacidad para salir de las situaciones difíciles, incluso de las enfermedades.

Si bien es cierto que hay personas que son optimistas por naturaleza y que hay factores genéticos y educacionales que pueden influir en el desarrollo de esta capacidad, la buena noticia es que todos podemos aprender a ser optimistas.

Último vídeo

Se ha dicho en alguna ocasión que el verdadero paraíso en la tierra lo tienen los niños.  Son ellos, los que verdaderamente saben disfrutar y fluir con la vida. Probablemente, lo que les permita ese fluir tan mágico sea su mente, su conciencia. Y es que ésta no les lleva a estar comparando, juzgando y evaluando la realidad de forma permanente. Sin embargo, los que ya somos un poco más mayores no realizar esas actividades, aunque sea en piloto automático, nos cuesta un mundo y sin ser conscientes estamos permanente juzgando la realidad entre lo que es y lo que debería ser acorde a nuestros criterios.