Cómo encontrar la felicidad

como encontrar la felicidad

Cómo encontrar la felicidad a través de la simplicidad

Hoy en Devivencias nos preguntamos cómo podemos encontrar la felicidad. Y es hoy en día, la felicidad puede ser difícil de alcanzar cuando llevamos una vida demasiado ajetreada. Con mayor frecuencia asumimos más tareas, nuestros horarios son complicados, necesitamos “ganarnos” la vida, pero ¿la vivimos?

Una vida ocupada en mil y una tareas puede resultarnos personalmente satisfactoria, pero nos deja demasiado cansados para lograr la quietud y la serenidad necesaria para disfrutar de lo que existe a nuestro alrededor. No debemos eliminar nuestras responsabilidades,  pero sí debemos simplificar nuestro estilo de vida. Estamos hablando por tanto, de encontrar la felicidad a través de la eliminación de ruido en nuestras vida.

Anotemos algunas maneras de simplificar nuestra “rutina vertiginosa” para así encontar la felicidad a través de una mayor simplicidad en nuestra vida.

  1. Dependencia de las posesiones materiales. Intentemos diferenciar entre las cosas que necesitamos y lo que deseamos. Estamos en la era del consumismo ¿ realmente necesitamos todo eso que “queremos”? La palabra clave sería liberarnos de la cultura del exceso y aprendamos a contentarnos con menos posesiones,  la vida se hará más sencilla.
  2. Pensemos por nosotros mismos. Si jugamos el papel que la sociedad u otra persona define, no seguimos nuestros propios deseos. Dejar que nuestras pasiones nos guíen, no lo que crean los demás que debíamos hacer.
  3. Replantear nuestros compromisos, nuestras actividades. El llenar nuestro calendario de obligaciones y actividades no nos va a proporcionar más felicidad. Hay que replantear y dar prioridad a los compromisos. No podemos abarcar todo. Mantener los más importantes y eliminar los superfluos.
  4. Crear más tiempo libre. Eliminar las pérdidas de tiempo y volver a evaluar nuestras actividades. Una vez creado más tiempo libre, intentemos rellenarlo con actividades que desarrollen nuestro “interior”.
  5. Disfrutar de los placeres sencillos. Invertir tiempo que placeres simples (caminata, disfrutar de las personas con las que estamos comiendo, leer…).
  6. Centrarnos en el presente. En lugar de tener en mente todo el día el futuro, aprendamos a concentrarnos en el presente, a disfrutar de lo que hacemos aquí y ahora, en definitiva “a vivir el presente”.
  7. No pretender controlar todo. Tratar de controlar demasiado solo nos lleva a la frustración, en lugar de controlar el resultado de los acontecimientos aprendamos a relajarnos y a disfrutar “del viaje” que es nuestra vida. Eso no quiere decir que nos abandonemos sino que no pretendamos controlar los extremos ,  pues como se suele decir en los puntos medios está lo adecuado, lo idóneo.

Y es que recordemos  que la simplicidad es un proceso, un modo de focalizar nuestra vida, nunca es un destino. Y no hay un destino final al final de este camino. Porque la vida es siempre cambiante y está en evolución, y nunca llegaremos a un punto de simplicidad perfecta y la felicidad sin fin. Pero cada momento que se pasa en el camino de la sencillez tiene el potencial de traer más serenidad y felicidad en nuestras vidas.

Algunas frases que nos gustan al respecto:

  • “La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos”
    ( Henry Van Dyke, escritor estadounidense).
  • “La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer o que uno hace”
    ( Jean Paul Sartre).
  • “La felicidad no depende de lo que uno no tiene, sino del buen uso que hace de lo que tiene”
    (Thomas Hardy, novelista y poeta inglés).
Su voto: Ninguno Media: 4.5 (2 votos)