Miedo

Un salto de fe

La vida, y especialmente en estos tiempos donde la velocidad de cambio se ha acelerado, si tiene algún denominador común este es precisamente la incertidumbre como consecuencia del enorme proceso de cambio. No hay nada permanente y debemos adaptarnos a este entorno en el cual no sabemos dónde fijar el siguiente paso. Y es aquí, en el momento en el que el siguiente paso a dar no está claro, cuando surge el miedo y la duda.

Sin embargo, y aunque a veces la duda tengo una connotación negativa, no siempre es así. Existe una duda beneficiosa, una duda que nos induce a investigar e indagar antes que a aceptar ciegamente. Pero una cosa es una duda que estimula y es constructiva y otra es la duda sistemática. Esta es la perjudicial. Se trata de una duda que te paraliza, una duda con la que la persona ni siquiera prueba y amparándose en dicha duda e incertidumbre da rienda suelta a la pasividad y la inercia.

See video

Si te ha gustado el video, subscríbete a nuestro RSS de Videos o a nuestra Newsletter 

¿Y si supieras que nos vas a fallar?

En más de una ocasión hemos hablado del sentimiento de miedo y como no tener miedo, no es posible, todos nacemos con algunos miedos. Como muy bien dice la protagonista de este vídeo, Véronica de Andrés, los estudios psicológicos apuntan a que hay dos tipos de miedos que parece ser que son innatos a todos los seres humanos, el miedo a las alturas y el miedo a los ruidos. Lo que sitúa a los otros tipos de miedos, en un plano mucho más personal. En un plano donde lo que pensamos, lo que decimos y lo que sabemos jugará un papel muy importante.

See video
Si te ha gustado el video, subscríbete a nuestro RSS de Videos o a nuestra Newsletter 

Una carencia que nos lastra para conseguir lo que queremos

A la hora de intentar conseguir todo aquello que nos proponemos nos vamos encontrando diferentes piedras y obstáculos que van mermando nuestras energías a lo largo del camino. Cierto es que para unos las adversidades son más llevaderas que para otros pero, todos o casi todos, en un momento dado hemos tenido que hacer frente a escollos para conseguir aquello que nos proponíamos. Es precisamente en esos momentos cuando tenemos que sacar a relucir lo mejor de nosotros mismos, y al mismo tiempo una cualidad pocas veces mencionada, que a nuestro entender juega un papel decisivo, y especialmente en momentos complicados, para conseguir aquello que nos habíamos propuesto.

Si te ha gustado el artículo, subscríbete a nuestro RSS de Consejos o a nuestra Newsletter 

El miedo

El sentimiento de miedo

Entre otras muchas cosas Montaigne decía: “La cosa de la que tengo más miedo es el miedo; porque supera en poder a todo lo demás”. Y es que aunque pueda parecer lo contrario, el sentimiento de miedo es uno de los más comunes en las actuales sociedades. Obviamente las causas del miedo son diferentes a las de hace unos siglos, pero todos en algún momento hemos sentido miedo a lo largo de nuestra vida, incluso en el día a día podemos llegar a sentirlo.

Si te ha gustado el artículo, subscríbete a nuestro RSS de Consejos o a nuestra Newsletter 

No tener miedo

Gestionando el miedo

¿Es posible no tener miedo?, probablemente no sea posible.  Y es que como dijo en cierta ocasión Woddy Allen “El miedo es mi compañero más fiel; jamás me ha engañado para irse con otro.” Ahora bien, otra cosa diferente es evitar que nos paralice, que nos haga infelices. Eduardo Punset define la felicidad como «la ausencia de miedo»; lo contrario, el no saber que sucede alrededor produce una sensación de intranquilidad y ansiedad tremendamente dañina. Por tanto, no se trata en muchos casos de eliminar miedos, sino de reconocerlos, conocerlos y gestionarlos

Si te ha gustado el artículo, subscríbete a nuestro RSS de Consejos o a nuestra Newsletter 

Distribuir contenido