Charlando con Sergio Fernández

Entrevista a sergio fernandez. Vivir sin miedo, pensamiento positivo

ENTREVISTA A SERGIO FERNÁNDEZ

En el día de hoy tenemos el placer de tener entre nosotros a Sergio Fernández, uno de las personas con mayor proyección en el ámbito del coaching y del desarrollo personal de habla hispana.

Sergio Fernández es Coach, periodista, conferenciante, profesor de Instituto Europeo de Coaching,  responsable del Máster de emprendedores, y autor de los libros: “Vivir sin jefe” y “Vivir sin miedos”. Además ha dirigido en ABC Punto Radio el programa Pensamiento Positivo sobre desarrollo personal y psicología práctica.

Para nosotros es todo un honor tenerlo hoy aquí en Devivencias. Empezamos con la entrevista a ver que nos cuenta Sergio.

¿Quién es Sergio Fernández?

Alguien dijo que definir es limitar por eso no me gusta mucho definirme pero básicamente una persona que se dedica a cumplir su misión en este planeta que es divulgar y democratizar el desarrollo personal y profesional, aunque también cumplo otros roles que son importantes en mi vida.

El miedo puede paralizarnos pero,  ¿puede ser útil en algún momento?

El miedo tiene muchas cosas positivas; la pregunta que hemos de formularnos es si ese miedo concreto que estamos sintiendo en un momento determinado nos está protegiendo o nos está alejando de la vida que queremos. Yo le llamo “la vocecita”. La vocecita que te habla al oído y que a veces te dice cosas que no quieres escuchar.  La pregunta es; ¿la vocecita me está protegiendo para que siga vivo y bien en este planeta o me está fastidiando? Aquí el problema viene cuando esa vocecita nos frena para transformar nuestra vida.

Dices que solo hay dos formas de vivir: desde el amor o desde el miedo. ¿Cómo podemos aprender a vivir desde el amor?

Es muy fácil,  ante cada decisión que tengas que tomar en cada momento pregúntate desde donde la tomas desde el amor o desde el miedo, así de sencillo.

Tú te levantas por la mañana y tomas tu desayuno. ¿Desde donde lo tomas?, ¿desde el amor o desde el miedo?, ¿lo tomas porque quieres nutrirte y estar sano, o lo tomas porque te da miedo que en caso de no tomarlo puedas enfermar? Es tan sencillo, como complicado a la vez.

Si queremos llevar a cabo un proceso de crecimiento y desarrollo personal, ¿cuáles debieran ser los primeros pasos a dar?

Darnos cuenta que estamos aquí de paso, esto nos aporta una lucidez extraordinaria.  Yo creo que vivimos como si fuéramos a vivir para siempre, que estamos aquí sin darle mucha importancia al milagro que supone que estemos vivos y por tanto hacemos cosas que no deberíamos de hacer. Esa sería una de las primeras cosas a hacer.

Otra es la que hemos mencionado antes; ¿desde dónde estás viviendo cada decisión?, ¿desde el amor o desde el miedo.

Y una tercera cosa que me parece muy interesante es plantearnos que nuestra máxima prioridad es la paz interior. Cuando nos damos cuenta de eso, de que en el fondo nuestra prioridad es la paz interior, tomaremos decisiones con mayor lucidez.

Las preguntas parecen ser una pata fundamental en nuestro proceso de crecimiento. ¿Qué es más significativo, la respuesta o la pregunta?

Para mí, la pregunta. Tenemos la cabeza en un lugar que nos está formulando preguntas que no llevan a ningún sitio. Y esto ocurre, lo veo en seminarios con mucha frecuencia.

Uno debe aprender a formularse preguntas interesantes. Y una pregunta interesante rápidamente la detectas porque te lleva a una conclusión, te hace sentir bien y te lleva a la acción. ¡Esa es una buena pregunta!

¿Cuál es la pregunta más importante que debiéramos formularnos?

Buena pregunta. ¿Soy feliz?

¿Por qué se espera siempre el momento oportuno para cambiar? ¿Realmente existe ese instante idóneo?

Sí, claro que existe, ese momento idóneo se llama ahora porque si no eres feliz ahora con todo lo que tienes, no lo serás con todo lo que no tendrás dentro de 15 años. Por eso el momento de cambiar es ahora. Me encanta la palabra ahora, tiene una energía y emoción especial.

Hay un proverbio africano que dice: “El mejor momento para cambiar fue hace 20 años,  el segundo mejor momento es ahora.”

En Vivir sin miedo en un momento dices: “Nos olvidamos de que la vida a veces nos ofrece lo que más necesitamos antes de lo que más queremos”. ¿Qué quieres decir exactamente?

Lo que propongo es una visión de humildad, darnos cuenta que la vida sabe más que nosotros sobre lo que nos hace falta. Parto del principio de que la vida sabe más que yo. Si esto ha sucedido, si la vida me ha puesto en esta coyuntura, con esta persona o en esta circunstancia es porque yo tengo que aprender algo aquí.

Así que yo en eso soy muy humilde y muy respetuoso con la vida. Creo que en esto funciona mucho mejor de lo que somos capaces de darnos cuenta. Creo que cada uno viene aquí con una serie se asignaturas que aprender y que está en nuestra labor diaria aprenderlas y transmitirlas a otros seres humanos. Cuando sabes que eso es así, lo  que haces es ver la vida con ojos de aprendiz, con ojos humildes, ¿qué podemos sacar de esta circunstancia? Y eso lo cambia todo y por eso esa frase "la vida no te ofrece lo que quieres, te ofrece lo que necesitas".

¿Es cierto que cuando uno conoce su meta se lamenta menos de los problemas que surgen en el camino?

Yo utilizo una metáfora y digo si tú no sabes a dónde te diriges y yendo en el coche  pinchas, pinchar te parece un rollo porque te obliga a bajarte del coche y a mancharte las manos. Sin embargo si tú sabes a dónde vas, si tú tienes claro tu viaje, pinchar es una cosa menor. Paras en un taller, lo reparas, sacas el gato, lo arreglas y a seguir el viaje.

Paradójicamente cuanto menos sabes a dónde vas, más te lamentas de todo lo que sucede en la vida y cuanto más sabes a donde te diriges menos problemáticos parecen los inconvenientes que te puedan surgir en la vida. Aunque más importante que los objetivos es el proceso de transformación que experimentamos cuando nos dirigimos hacia ellos, ese es el verdadero premio.

Si alguien te dijese, y hoy en día es bastante frecuente escucharlo, eso de: “Estoy perdido en mi vida, no sé qué hacer”. ¿Qué le dirías?

Diría que buscaran un problema, mira que no hay problemas en este planeta, y que se dedicaran a resolverlo. La verdadera felicidad siempre viene de aportar algo a los seres humanos. La verdadera felicidad no está en cambiar de coche, ni en irte de vacaciones, ni en este tipo de cosas, que aunque están muy bien, la verdadera felicidad viene de hacer algo significativo con tu vida y aportar algo a otros seres humanos. Así que yo les diría esto “pídete un problema y soluciónalo” ¡Si será por problemas!

¿Crees que se ha perdido la responsabilidad individual de hacernos cargo de nuestra propia vida?

Tenemos como sociedad que darnos un nuevo enfoque. El enfoque antiguo era delego todo, delego mi educación y la de mis hijos en otros señores, en este caso en una escuela; delego mi salud en unos médicos, delego la película que quiero ver por la noche en el programador de la televisión X, delego cuando me voy de vacaciones en mi jefe que es quien lo elige. Fíjate que vivíamos una vida en la que lo habíamos delegado todo, es que no tomamos responsabilidad de nada, y ese modelo de sociedad se ha ido al traste.

Hay gente que le parece una mala noticia, a mí me parece una excelente noticia.  Creo que es de lo mejor que hemos vivido en muchos años porque nos obliga a mirar para dentro y hacer algo que no nos gustaba hacer como sociedad, me estoy refiriendo a tomar decisiones. Antes o después volveremos a tomar responsabilidades de nuestras vidas, y cuando hagamos esto, seremos más felices.

Sergio, ¿cómo podemos encontrar nuestra vocación?

Viendo que te hace vibrar, cuál es el problema que solucionas a otros y que al mismo tiempo te hace vibrar. Ese que te haga vibrar, que te haga feliz, que te haga levantarte con ganas por las mañanas, ese es el que tienes que elegir, y esa es tu vocación. Prueba y ensaya hasta que des con ello.

Se puede encontrar al día siguiente o dentro de 10 años. Pero lo importante no es el objetivo sino estar en el camino. Para mí es lo fundamental. Vivimos en una sociedad que tiene mucha prisa, está todo el mundo con prisa. ¡Oye que quiero encontrar mi vocación! A lo mejor te lleva 10 años. Tampoco es tan grave.

Si tu vocación apunta a un tipo de actividad en el que la lógica dice que es muy difícil ganarse la vida, ¿qué debiéramos hacer?

Pues les diría que se formasen y aprendiesen. También que viesen un seminario mío. Ahí enseñamos a las personas que es legítimo ganarse la vida haciendo lo que uno ama. En segundo lugar, que la verdadera revolución y verdadero mundo que deseamos solo tendrá lugar cuando cada uno se dedique a vivir en el amor a la profesión a la que se dedica. No hay nada más trágico que personas por la mañana trabajan en una organización cuyos valores y prácticas desprecian y por la tarde trabajan en una ONG o haciendo algo por este mundo. Yo creo que el hacer algo por este mundo radica en darle las mejores horas de tu vida a eso.

Y tercer lugar aprender que hay formas en que se puede ganar dinero haciendo lo que te gusta. Si alguien tiene dudas con esto, es solo por un motivo, y es que no le ha dedicado suficientes horas de estudio porque hay casos abundantes y maneras de hacerlo. Esto es un hecho, se puede vivir de tu vocación, lo que tienes es que aprender a hacerlo

Sergio, la sensación es que muchas personas no valoran, no disfrutan la vida ¿por qué es esto?, ¿qué nos pasa?

Creo que tenemos una profunda crisis de agradecimiento en nuestra sociedad. Lo tenemos todo y como decía aquel “cambiaría todo lo que tengo por un poquito más”. Yo creo que la falta de ganas de vivir se cura con agradecimiento y en ese sentido yo propondría a las personas que hicieran este ejercicio, que antes de acostarse o por la mañana escriba una lista de agradecimientos.

Lo cambia todo. Esto te da ganas de vivir porque cuando te das cuenta que lo tienes todo, lo único que puedes hacer es disfrutarlo y dar algo a otros seres humanos. Yo creo que vivimos en una sociedad muy desagradecida, lo tenemos todo en la mayoría de las ocasiones y aunque no lo tuviéramos es igual porque con comida y gente que nos quiera a nuestro alrededor es suficiente, y ni aún así somos capaces de agradecerlo.

¿Quiénes son las principales referencias y maestros para Sergio Fernández? 

Cada persona que me he encontrado en la vida. Soy un fanático lector pero verdaderamente todo lo que necesitamos nos lo aporta la vida en forma de maestros a través de nuestra familia, nuestros amigos, de la gente de alrededor. Tú hoy eres mi verdadero maestro y la gente con la que me vaya a cruzar hoy. Quizás buscamos lejos lo que está muy cerca.

¿Qué es el éxito para Sergio?

Levantarte con ganas cada mañana y saber que estás haciendo algo de valor por otras personas. Eso es el éxito. La consecuencia natural de eso para mí es que te va bien en la vida. Si tu aportas lo suficiente a muchos seres humanos para que vivan mejor antes o después la vida se portará bien contigo y hará que a ti te vaya bien, si es lo que tu deseas.

¿Qué consejo darías a los más jóvenes en estos tiempos?

Que busque dentro, que no busque fuera, que lo que necesita encontrar está dentro de él.

¿Qué sueño le gustaría cumplir a Sergio?

Un planeta en que las personas vivan vidas significativas y felices, en paz consigo mismas y con los demás.

¿Qué libros podrías recomendar a nuestros lectores? ¿Qué libro estás leyendo?

Estoy leyendo sobre alimentación vegetariana un libro de Ana Moreno.En cuanto a la recomendación de un libro podría ser Un curso de milagros.

 

Sergio, muchas gracias por tus respuestas. Espero que nuestros lectores disfruten tanto como lo hemos hecho nosotros conversando contigo.

Si queréis saber más de Sergio Fernández podéis seguirle en su blog de pensamiento positivo, en su web de formación, o bien en su cuenta de Twitter.

Si te ha gustado el artículo, subscríbete a nuestro RSS de Consejos o a nuestra Newsletter 

Su voto: Ninguno Media: 4.6 (5 votos)