Consejos Prácticos

En esta sección pretendemos recoger una serie de reflexiones y consejos prácticos que nos permitan llevar una vida más cómoda y feliz. Son pensamientos que ilustran el modo de ver la vida por nuestra parte, y que entendemos y esperamos que puedan ser útiles a los aquí presentes.

aprender a ser optimistas

Las posibidades de ser un optimista

Las personas optimistas son aquellas que son capaces de ver el lado positivo de las cosas, incluso en las situaciones más difíciles. Con ello, son capaces de afrontar los problemas con un enfoque totalmente diferente al de las personas pesimistas, consiguiendo llevar una vida en la que predominan los momentos de felicidad. Los optimistas tienen capacidad para salir de las situaciones difíciles, incluso de las enfermedades.

Si bien es cierto que hay personas que son optimistas por naturaleza y que hay factores genéticos y educacionales que pueden influir en el desarrollo de esta capacidad, la buena noticia es que todos podemos aprender a ser optimistas.

 ternura en nuestras relaciones

Hoy desde Devivencias nos preguntamos qué valor añadido  aporta la ternura en las relaciones de pareja y nos planteamos la necesidad de utilizarla con un vector diferenciador  en las mismas.

Dice Alex Rovira, “aquellos que esperan las grandes ocasiones para mostrar su ternura, no saben amar” y es que la ternura es la expresión más serena, bella y firme del amor. Es un te quiero, una caricia a tiempo, una palabra de gratitud, una mirada cómplice. Pequeñas cosas que marcan la diferencia, alimentan el día a día y  aportan valor.

felicidad, cosas que faltan en tu vida

Uno de los interrogantes que hoy queremos plantearos es tu opinión sobre la carencia de cosas en la vida de cada uno de nosotros y sus implicaciones a la hora de sentirse o no satisfecho. En este caso hablamos de las cosas esencialmente materiales y su impacto en nuestro bienestar y felicidad.

Ya en algún post anterior en el que hablábamos de los diferentes factores que influyen en la felicidad, comentábamos que por muy significativos que para cada uno de nosotros nos puedan parecer los diferentes acontecimientos y circunstancias de la vida, según los estudios, en realidad determinan un porcentaje reducido de nuestra felicidad. ¿Qué podemos decir acerca de las cosas materiales y afán por conseguirlas?, ¿son buenas?, ¿malas?, y… ¿hasta qué punto?

Entrevista a Laura Chica

Hoy en Devivencias nos toca entrevista, y en esta ocasión tenemos como invitada a Laura Chica, una de las blogueras de referencia en la gestión del talento y el desarrollo personal.

Laura, que es licenciada en Psicología, está especializada en desarrollo personal, en psicología positiva y en el desarrollo de la inteligencia emocional. Además, recientemente ha publicado su libro ¿Quién Eres Tú? Que lleva como subtítulo: Utiliza las herramientas de la Psicología Positiva para incrementar tu bienestar y felicidad. En él Laura nos da alguna de las claves para conseguir un desarrollo emocional adecuado y  nos insta a conocernos mejor  porqué como bien dice en su libro “En la vida, crecer significa profundizar en ti mismo”

que hacer despues de un trauma. Crecimiento postraumatico

Aunque la afirmación de Fiedrich Nietzche “lo que no me mata, me fortalece” es más que conocida. Hoy desde Devivencias nos queremos preguntar si esto de las adversidades y las dificultades en la vida nos potencian realmente y que nos dicen los últimos estudios psicológicos al respecto.

Cuando hablamos de trauma, queremos hacer referencia a cualquier “impacto” en la vida que genera un estrés emocional que acaba por dejar una huella importante en nuestro subconsciente de carácter negativo. Las causas más típicas de traumas emocionales son la muerte de un ser querido, una ruptura sentimental y la pérdidas del empleo o la ruina económica. Muchas de estas, son buenos caldos de cultivo de futuras depresiones. Y sin embargo, la experiencia parece demostrar que el dolor, el trauma y la pérdida nos pueden hacer más fuertes o al menos nos pueden ayudar identificar nuevos recursos en nosotros mismos.

entrevista a francisco alcaide sobre desarrollo personal

En el día de hoy tenemos el placer de entrevistar a Francisco Alcaide. Paco, así es como lo llaman en los círculos más íntimos, es uno de los grandes expertos en desarrollo personal en España el cual se ha dado a conocer, entre otras cosas, por gestionar uno de los blogs más importante en dicha materia, y es que éste aporta abundantes y relevantes consejos sobre nuestro desarrollo personal lo que le ha llevado a ser premiado en 2012 con la Medalla de Oro de la blogosfera de Recursos Humanos y Desarrollo Personal.

Además ha escrito sólo o en colaboración, ocho libros y acaba de publicar el último que lleva por título Aprendiendo de los mejores. Tu desarrollo personal es tu destino. Para ello, ha invertido más de siete años analizando por qué unas personas consiguen las metas que se proponen mientras otras se quedan a mitad de camino. Tema especialmente interesante y del que ahora hablaremos con él.

beneficios de escribir

Hoy queremos indagar en si esto de escribir tiene o no algún beneficio. No estamos planteando si tu profesión es la de escritor, o si tu trabajo consiste en redactar informes, la cuestión es mucho más simple; ¿reflejas en algún sitio tus vivencias, tus experiencias vitales? Todos en mayor o menor medida conocimos en nuestra juventud a personas que relataban sus experiencias en un diario. Tal vez tú fueses uno de ellos, y con el paso del tiempo has perdido esa costumbre. O quizás no lo hicieras nunca ¡Menudas preguntas que hacemos!

Fuera como fuese, el caso es que a estas alturas de siglo todo el mundo escribe mensajes cortos, mensajes a la familia, amigos, pareja, compañeros. Pero la forma de escribir ha variado enormemente. Ahora son frases escuetas, directas, responden a una pregunta o la plantean a través de un dispositivo móvil. Sin embargo, antiguamente y seamos claros, no hace muchos años, aunque existía el teléfono la gente se comunicaba a través de cartas. Por supuesto que las había escuetas, pero no eran pocas las veces en las que las personas utilizaban la carta para desahogarse, reflejando en ellas sus estados de ánimo, sus pesares y alegrías. De algún modo, era otra manera de plasmar un diario personal a compartir con otras personas. Y aunque el diario tuviera un carácter más íntimo y privado, ambos permitían una reflexión más pausada sobre nuestra situación vital.

Olvidar el pasado

Hoy en Devivencias nos preguntamos sobre la bondad y la conveniencia de intentar olvidar nuestro pasado. Ya hemos comentado en otras ocasiones que aferrarse al pasado, quedarse anclado en él, nos impide vivir en el presente y es una de las grandes barreras para disfrutar la vida. “Vivir del recuerdo nos debilita. Es como ser un enchufe que se conecta a una toma de corriente por la que no pasa la electricidad. Vamos perdiendo nuestra energía” dice Miriam Subirana, escritora y profesora de meditación. Si bien eso es así, la cuestión es si debemos olvidar el pasado y si es que sí, hasta que punto.

Entrevista a Patricia Ramirez psicologa

Hoy tenemos entre nosotros a Patricia Ramírez. Psicóloga y doctora por la Facultad de Psicología de Granada, ha escrito recientemente varios libros entre ellos Autoayúdate y Entrénate para la vida. Este último se ha convertido en uno de los bestsellers del campo de autoayuda y en él su autora nos ayuda a centrarnos en lo que realmente importa, aspecto del que hablaremos a lo largo de la entrevista.

Nos hacemos las preguntas adecuadas

Cuando las cosas no van tan bien como uno quisiera, cuando uno no se siente a gusto, termina cuestionando todo pero sobre todo se cuestiona a sí mismo. Y más temprano que tarde se formula preguntas que en muchas ocasiones lejos de capacitarle para afrontar la situación le llevan a mantenerse en el mismo caos mental sin proporcionar posibles alternativas que permitan dar una solución a la situación. Y es que hoy, en Devivencias queremos tratar este “partido mental” de preguntas y respuestas que muchas veces se da en nuestra cabeza y que si bien unas veces nos encumbra otras nos hunde en lo más bajo del lodazal.