Fluir por Mihaly Csikszentmihalyi

Aprender a fluir

El concepto de Fluir (flow) se ha puesto de moda gracias al profesor de psicología de la Universidad de Chicago Mihaly Csikszentmihalyi, quien se dedicó durante años al estudio de lo que se llama "experiencia óptima". Este concepto hace referencia a las ocasiones durante las cuales las personas sienten que controlan sus acciones, son dueñas de su propio destino, mientras se hallan inmersas en la actividad que están realizando.

Así, se llega a dar una simbiosis perfecta entre la persona y la tarea que están realizando, la persona fluye, no aprecia el paso del tiempo, puesto que está abstraída en un sentimiento de recocijo y profundo placer. 

En su ya clásico libro Fluir (Flow): Una psicología de la felicidad, nos muestra cómo la psicología, la filosofía y el humanismo se unen para responder a la pregunta fundamental: ¿qué es la felicidad?. El libro arranca del supuesto de que todo el mundo tiene, alguna vez, una “experiencia óptima“. Ahora se trata de reconocer sus características; se trata de potenciar este sentimiento de fuerza, control sin esfuerzo, rendimiento máximo, superación del ego…, cuando el mismo tiempo parece desaparecer, y con él los conflictos emocionales. Se trata, en fin, de aprender a ser creativos y alcanzar una genuina calidad de vida. 

Mihalyi Csikzentmihalyi ha definido el concepto de flow o fluir como un estado en el que la persona se encuentra completamente absorta en una actividad para su propio placer y disfrute, durante la cual el tiempo vuela y las acciones, pensamientos y movimientos se suceden unas a otras sin pausa. Todo el ser está envuelto en esta actividad, y la persona utiliza sus destrezas y habilidades llevándolas hasta el extremo. Casi cualquier clase de actividad puede producir un estado de fluidez con tal de que se den los elementos relevantes.

Ahora bien, contrariamente a lo que tendemos a creer, esos momentos, los mejores de nuestra vida, no son pasivos o relajantes por sí mismo. En realidad aparecen cuando el cuerpo o la mente se expande mediante el esfuerzo voluntario para sobrepasar sus límites. Por ejemplo, para un atleta puede tratarse de superar su propio record.

Las experiencias de fluir se caracteriza por:

  • Aparece en tareas complicadas pero que  podemos realizar si nos concetramos adecuadamente
  • Conocemos claramente las metas
  • Tenemos feedback inmediato
  • La implicación en la tarea hace que el "yo" y sus preocupaciones desaparezcan
  • Sentimos control sobre el resultado de la tarea
  • La sensación de tiempo se altera

La combinación de todos estos elementos provoca una sensación tan gratificante que mucha gente piensa que merece la pena invertir mucha de su energía en ello sólo para volver a vivirlo. Cualquier clase de actividad puede ser una base para fluir con tal de que se den los elementos relevantes. Por ello, resulta posible aumentar nuestra calidad de vida si no aseguramos que este tipo de actividades que nos retan, con objetivos claros y retroalimentación, están en nuestra vida cotidiana.

Sería una equivocación pensar que sólo los deportes, los juegos, el arte o la literatura pueden provocar la experiencia de fluir. En realidad se puede lograr en cualquier área, depende de nosotros transformar los detalles rutinarios para que nuestra actividad se convierta en un permanente fluir.

See video
Si te ha gustado el video, subscríbete a nuestro RSS de Videos o a nuestra Newsletter 
Su voto: Ninguno Media: 4 (1 voto)