Foto escribiendo en muro

 

Desde DeVivencias queremos apostar por vivir una vida plena y feliz. Y para ello resulta imprescindible una actitud que correctauna actitud que abrace a la vida, y no mejor manera de abrazar a la vida que tener muy presente nuestra muerte.

En uno de los discursos más famosos de Steve Jobs dado en la Universidad de Stanford en 2005, decía y transcribo literalmente:

“…Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo parecido a: “Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto”. A me impresionó y desde entonces, durante los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: “Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer hoy?” Y cada vez que la respuesta ha sido “No” por varios días seguidos, que necesito cambiar algo. Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a decidir las grandes elecciones de mi vida. Porque casi todo –todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso– todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solamente aquello que es realmente importante. Recordar que van a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienen algo que perder. Ya están desnudos. No hay ninguna razón para no seguir a su corazón…”

Decía Hemingway que "vivimos como si llevásemos otra vida en la maleta". Grave error. Mors certa, hora incerta. Sólo tenemos una existencia que no sabemos cuándo nos será arrebatada. Y por ello debemos vivir plenamente, con pasión o como decía el Psiquiatra Victor Frankl ““La muerte como final del tiempo que se vive sólo puede causar pavor a quien no sabe llenar el tiempo que le es dado a Vivir”.

Llena tu vida de deseos, escríbelos y lucha por ellos.