Tipos de personalidad

Tipos de personalidad | Análisis de los tipos de personalidad

Analizando los tipos de personalidad con el el eneagrama

Analizar nuestro tipo de personalidad resulta clave en cualquier proceso de desarrollo personal. Por ello hoy vamos a centrarnos en identificar los diferentes tipos de personalidad que existen acorde al eneagrama. El eneagrama es una figura geométrica que representa nueve tipos de personalidad fundamentales en la naturaleza humana. Es una descripción psicológica moderna basada en la filosofía espiritual de muchas tradiciones antiguas diferentes. La palabra enegrama viene del griego “ennea”, que es nueve, y “grammos” que es figura.El trabajo del análisis de los tipos de personalidad con el eneagrama comienza cuando uno identifica su tipo y empieza a comprender sus características dominantes. Ten presente que las características que ennumeramos a continuación representan el aspecto central de cada tipo de personalidad.

  • Tipo Uno, el reformador: El tipo idealista de sólidos principios. Las persona de tipo Uno son sólidas y concienzudas, poseen fuerte sentido del bien y del mal. Son profesores y cruzados, se esfuerzan siempre para mejorar las cosas, pero temen cometer errores. Bien organizados, ordenados y meticulosos, tratan de mantener valores elevados, pero pueden resultar críticos y perfeccionistas. Normalmente tienen problema de rabia e impaciencia. En su mejor aspecto, el Uno, es sabio, perceptivo, realista y noble, a la vez que moralmente heroico.
  • Tipo Dos, el ayudador: el tipo preocupado, orientado a los demás. Los Dos, son comprensivos, sinceros y bondadosos, son amistosos, generosos y  abnegados, pero también pueden ser sentimentales, aduladores y obsequiosos. Desean intimar con los demás y suelen hacer cosas por ellos para sentirse necesitados. Por lo general tienen problemas para cuidar de sí mismos y reconocer sus propias necesidades. En su mejor aspecto, el Dos sano es generosos, altruista y siente amor incondicional por sí mismo y por los demás.
  • Tipo Tres, el triunfador: El tipo adaptable y orientado al éxito. Las personas de tipo tres son seguras de sí mismas, atractivas y encantadoras. Ambiciosas, competentes y enérgicas, también pueden ser muy conscientes de su posición y estar muy motivadas por el progreso personal. Suelen preocuparse por su imagen y por lo que los demás piensen de ellas. Normalmente tienen problemas de adicción al trabajo y de competitividad. En su mejor aspecto, el Tres sano se acepta a sí mismo, es auténtico, es todo lo que aparenta ser, un modelo que inspira a otras personas.
  • Tipo Cuatro, el individualista: El tipo romántico e introspectivo. Los tipo cuatro son conscientes de sí mismos, sensibles, reservados y callados. Son demostrativos, sinceros y personales emocionalmente, pero también pueden ser caprichosos y tímidos. Se ocultan de los demás por que pueden sentirse vulnerables o defectuosos, pero también sentirse ajenos a los modos normales de vivir. Normalmente tienen problemas de autocomplacencia y autocompasión. En su mejor aspecto, el Cuatro son inspiradores y muy creativos, capaces de renovarse y transformar sus experiencias.
  • Tipo Cinco, el investigador: El tipo vehemente y cerebral. Los Cinco son espabilados, perspicaces y curiosos. Son capaces de concentrarse y enfocar la atención en desarrollar ideas y habilidades complejas. Independientes e innovadores, es posible que se obsesionen con sus pensamientos y elaboraciones. Se desligan de las cosas, peros son muy nerviosos y vehementes. Por lo general tienen problemas de aislamiento, excentricidad y nihilismo. En su mejor aspecto, el Cinco sano es pionero visionario, suele estar en la vanguardia y es capaz de ver el mundo de un modo totalmente nuevo.
  • Tipo  Seis, el leal: el tipo compromentido, orientado a la seguridad. Las personas tipo Seis son dignas de confianza, trabajadoras y responsables, pero también pueden adoptar una actitud defensiva, ser evasivas y muy nerviosas; trabajan hasta estresarse al mismo tiempo que se quejan de ello. Suelen ser cautelosas e indecisas, aunque también reactivas, desafiantes y rebeldes. Normalmente tienen problemas de inseguridad y desconfianza. En su mejor aspecto, el Seis es estable interiormente, seguro de sí mismo, independiente y apoya con valentía a los débiles e incapaces.
  • Tipo Siete, el entusiasta: El tipo productivo y ajetreado. Los siete son versátiles, optimistas y espontáneos, juguetones, animosos y prácticos, también podrían abarcar demasiado, ser organizados e indisciplinados. Constantemente buscan experiencias nuevas y estimulantes, pero la actividad continuada los aturde y los agota. Por lo general tienen problemas de superficialidad e impulsividad. En su mejor aspecto, el Siete centra sus dotes en objetivos dignos, son alegres y muy agradecidos.
  • Tipo Ocho, el desafiador: el tipo poderoso y dominante. Las personas tipo Ocho son seguras de sí mismas, fuertes y capaces de imponerse. Protectoras, ingeniosas y decididas, también resultan orgullosas y dominantes, piensan que deben de estar al mando de su entorno y suelen volverse retadoras e intimidadoras. Normalmente tienen problemas para intimar con los demás. En su mejor aspecto, el Ocho usa sus fuerzas para controlar la vida de otras personas, volviéndose heroicos, magnánimos y a veces históricamente grandiosos.
  • Tipo Nueve, el pacificador: el tipo acomodadizo, humilde. Lo tipo Nueve, son conformistas, confiados y estables. Son afables, bondadosos, y se acomodan fácilmente ofreciendo su apoyo, pero también pueden estar dispuestos a transigir con los demás para mantener la paz. Desean que todo vaya sobre ruedas, evitar conflictos, pero tienden a minimizar cualquier cosas inquietante. Normalmente tienen problema de pasividad y tozudez. En su mejor aspecto, los Nueve son indómitos y abarcadores, son capaces de unir a las personas y solucionar conflictos.

Finalizamos este artículo mencionando que si bien todo el mundo se da una cierta combinación de tipos en su personalidad global, un pauta o estilo particular es nuestra base y tendemos volver a ella una y otra vez. Nuestro tipo de personalidad base continua siendo el mismo durante toda la vida. Además, cabe destacar que la descripción de estos tipos de personalidad son universales y valen tanto para hombres como para mujeres.

Si te ha gustado el artículo, subscríbete a nuestro RSS de Consejos o a nuestra Newsletter 
Su voto: Ninguno Media: 5 (2 votos)