Un mando a distancia para el cerebro

Como muchas veces sucede grandes descubrimientos son realizados mientras se investiga en otra dirección. Es lo que se conoce en física como precesión. Y es lo que le ocurrió al neurocirujano de la Universidad de Toronto Andrés Lozano.

En 2003, mientras realizaba un experimento para ayudar a reducir el peso de una persona obesa a través de la implantación de una serie de electrodos en el cerebro, concretamente en el hipotálamo, el paciente de repente empezó a recordar un paseo con su novia dado 30 años antes. Cuanto mayor era la estimulación eléctrica que aplicaban sobre el paciente, más vívidos y detallados eran los recuerdos del paciente.

Lo que decidió a continuación el Doctor Andrés Lozano fue aplicar este mismo procedimiento a diferentes pacientes con Alzheimer, siendo los resultados más que esperanzadores para la población que sufre este tipo de enfermedades. Pero, ¿cómo funciona todo esto? La técnica es conocido como “Estimulación Cerebral Profunda”( Deep Brain Stimulation) y aunque no es nueva sí que ahora se están realizando grandes avances con ella. En concreto, lo que hace la estimulación cerebral profunda es a través de unos pequeños electrodos implantados en regiones específicas del cerebro trata de modificar aquella actividad del cerebro que se considera anormal a través del incremento o disminución de sus actividad eléctrica. Estos cambios de intensidad, como el mismo explica en una entrevista, son aplicados  a través de una especie de mando de la televisión, puedes subir y bajar “el volumen" de actividad de las diferentes regiones del cerebro donde tendríamos implantado los electrodos.

Pero los avances van más allá de mejorar nuestra capacidad de memoria y cognición. Así, por ejemplo está técnica también puede ayudar a mejorar nuestro estado emocional como demuestra un estudio que llevaron a cabo con 6 pacientes con depresión calificados ya de “incurables” y en los que tan solo unos meses después de aplicar está técnica, consiguió en cuatro de ellos mejorar notablemente sus síntomas. ¿Hasta dónde podrá llegar la estimulación cerebral profunda? Os dejamos con las palabras del Doctor Lozano que nos lo cuenta muy llanamente. 

See video

Si te ha gustado el video, subscríbete a nuestro RSS de Videos o a nuestra Newsletter 

Su voto: Ninguno Media: 5 (1 voto)