Crecer

Cuando era unos años más chica no me faltaban nunca hombres alrededor.
Si bien nunca fui muy linda, siempre había varios dispuestos, supongo que son las hormonas en ciertas edades.
Cuando era pocos años más chica tenía grupos de amigos que daban vueltas todo el día, me pasaban a buscar por casa, me llamaban.
Y siempre había algo después de todas las cosas.
Soy joven. Tengo una carrera en proceso. Me gusta charlar.
Pero los hombres se fueron, y los amigos, y las tardes de dar vueltas.
El teléfono al costado.

Un día, no sé cuándo ni cómo, me pasó que "crecer" se tornó en "seguir adelante".

Sin votos (todavía)