El qué dirán en las elecciones!

El que dirán en las elecciones…Parte 1

De por sí, las mujeres somos complicadas, con la comunicación de lo que realmente queremos y lo que decimos al otro… Y si a eso le sumamos la importancia que tiene la opinión de los demás en nuestras decisiones…. Gritamos Bingo!, cartón lleno, y nos ganamos el gordo de Navidad!… Todo con un solo billete!!!!...

Acá tenemos otra gran diferencia con los hombres… Cuando el hombre tiene un problema, se esconde en sí mismo para resolverlo… Entra en su propia cueva y trata de encontrar una solución a lo que le está generando angustia o preocupación... Es muy raro ver a un hombre contarle un problema a un amigo y mucho menos a la pareja!... El hombre necesita aislarse para encontrar SU propia solución… Y si sale, es para distraerse y hablar de otras cosas....

Un hombre necesita encontrar la solución dentro de sí mismo y por eso raramente comparte sus preocupaciones verdaderas con sus amigos... Utilizan a los amigos para distraerse, relajarse, para despejarse... hablar de football, de autos... Así pueden volver a su cueva con más fuerzas y claridad, para resolver su problema...

Y eso está a años luz de lo que hacemos y necesitamos las mujeres!...
Para nosotras es tan importante la opinión de los demás, que a veces me pregunto si actuamos para nuestro beneficio o solamente, para satisfacer a los que nos rodean!…. Para que no piensen que somos tontas, que elegimos mal… Estamos rodeados de Expertos de la Vida, pero la realidad, que para nosotras, lo que la gente piense de nosotros es altamente importante!….

Si me peleo con mi novio, lo primero que hago es llamar a mi amiga… Y a la otra... Y a la otra… Nos urge contar nuestro problema, y no solo una vez… Muchísimas veces!!... A las mismas personas, no importa, lo importante es contarlo…

No sé, quizás en el fondo pensamos que de tanto contarlo algo va a cambiar… o simplemente, en cada relato podemos encontrar algún detalle nuevo…. Yo creo que en realidad, solo necesitamos contarlo una y otra vez, para descargarnos… Para sacarnos la bronca, la impotencia…
Y ponemos tanta energía en contar el relato, que después de 500 veces de haberlo contado, y si, nos sentimos mucho más relajadas y mansitas!…

Lo que en un principio era algo "imperdonable y terrible", baja a la categoría de un "poco comprensible y hasta quizás, perdonable"…. Y todo eso, sin que nada haya pasado externamente… Solo por haber gastado tanta energía en reproducir el problema una y otra vez….

Lo principal para las mujeres, es que nos escuchen (contrariamente a los hombres, que necesitan encerrarse y no hablar) … Es nuestra primera gran necesidad frente a un problema, sobre todo sentimental…. Y de ser posible, sin interrupciones, por favor…

Y después, por supuesto, viene el pedido de consejo… De muchos consejos… Necesitamos saber hasta la opinión del panadero… “Y usted, la verdad, ¿Qué haría en mi lugar?”….

Y escuchamos el consejo de una amiga, de la otra, de la hermana de la amiga... De la prima de la hermana de la amiga… Y más o menos todas nos dicen lo mismo, pero seguimos buscando… Pero lo más gracioso, es que cuando vamos por el segundo o tercer consejo, ya vamos interrumpiendo nosotros y orientando al otro para guiarlo en el consejo….”Ahh sí, pero María me dijo que si no me llamaba era porque tiene que estar enojado porque fui agresiva”… y el que da el consejo va puliéndolo para ir orientándolo a lo que más o menos nos sienta bien… Y así, vamos buscando y moldeando consejos, hasta que llegamos al "Consejo Perfecto" que muy generalmente coincide con lo que queremos escuchar, of course!... Y de ahí la palabra Perfecto…
Y terminamos tomando lo que yo llamo, una "Decisión Consensuada"… Consensuada por todos lo que me rodean que me quieren tanto y tan bien, que me guían por el buen camino… Con un poco de ayudita nuestra, por supuesto!

Pero esta característica de buscar el consejo y la opinión de los demás, no se reduce a los problemas sentimentales… Se aplica a todo… Conocemos a alguien, y no decidimos si nos gusta o no, hasta que su foto y su descripción técnica no haya pasado por el “Gran jurado” de amigas, hermanas y demás yerbas…. Y si alguien te dice que es feo!!!!.... O viejo!... Todas las ilusiones y expectativas que habíamos puesta en ese “posible inicio de relación” queda reducido a cenizas… ¿Puedo iniciar una relación con alguien que mis amigas no aprueban?... Lamentablemente muchas veces no… Con la consecuente realidad, que generalmente, esas opiniones hacen que nos auto-boicoteemos y perdamos oportunidades que nos da la vida…

¿Podemos vivir las mujeres sin la opinión y el consejo de los demás?... Esas opiniones, ¿Nos ayudan o nos complican la vida?.... Como siempre digo, Pedir tanto consejo y darle tanta importancia al "Qué dirán", ¿no es una forma de no hacerse cargo de nuestras decisiones y de nuestra propia vida?....

Encuentra mis artículos en http://perdidaenelmundoestoy.blogspot.com/

Sin votos (todavía)