no me siento bien

Hola a todos.
Soy Rebeca tengo 34 años y desde niña me siento triste,he tenido una infancia y adolescencia un poco difíciles y ahora ando arrastrando una agorafobia con fobia social además de una ansiedad tremenda que me imposibilita para todo.
Me siento muy sola y la verdad es que no tengo ni un solo amig@.
Si alguien esta en mi situación y le gustaría la idea de hablarlo para ayudarnos estaría dispuesta.
Gracias

Su voto: Ninguno Media: 4.5 (2 votos)

Comentarios

ANIMO, ANIMO... ESTAMOS PARA

ANIMO, ANIMO... ESTAMOS PARA AYUDARNOS.PRONTO SALDRAS, YA VERAS..

Gracias

Muchas gracias por tus palabras

Gracias

Muchas gracias por tus palabras

Hola Rebeca

Tengo 34 años como tú y tampoco tengo ni un solo amigo, ni familia, ni nada. Tengo algo de ansiedad aunque no muy grave. Normalmente tengo que tomar una sola pastillita al mes, que es en el plazo en el que se me suelen sobrecargar las baterías, jejeje. A veces he conseguido estar entre 4 a 6 meses sin tener que recurrir a ella. También he tenido un pasado difícil y no me hace mucha gracia la gente, esto último por lo estúpida que me parece en general, seguramente porque fue gente así la que me hizo sufrir y por eso no me gusta, porque se que estar al lado de personas de ese calado no acaba trayendo nada bueno. Por otro lado te puedo decir que la soledad la llevo bastante bien, no es algo que me haga sufrir, al contrario, la disfruto, aunque no fue siempre así, tuve que aprender. Si te apetece charlar yo encantado.

Ayuda

Cuanto me alegro de q hayas contactado.
Me pasa casi lo mismo q a ti aunque ya nos extenderemos más.
Yo la soledad la llevo bien pero lo q me mata son los momentos q tengo q salir a la calle si o si.
No se como añadirte en la lista d amigos pero mañana X la mañana lo investigó.
Mil gracias.

Yo también me alegro y me

Yo también me alegro y me alegra que te alegre, jajaja. A mí también me cuesta un poquitín salir a ese mundo lleno de idiotas, jijiji, pero bueno, en eso he mejorado bastante, y realmente me he dado cuenta de que el problema no era su idiotez, era que yo no tenía ninguna seguridad en mí y eso hacía que me afectase mucho más. Es más, huelen la seguridad y ni se acercan, pues en el fondo ellos tienen mucha menos que yo, solo que la persona inteligente se queda con ello y no va fastidiando al resto para sentirse mejor ya que sabe que no tiene sentido.

Mira la bandeja de entrada del correo con el que estás dada de alta en esta página, te habrá llegado mi dirección.