Sin alguien con quién compartir

Soy nuevo en esta página. Entré únicamente porque tengo problemas que a veces me llevan a pensar en el suicidio u otras cosas descabelladas, y pienso que ustedes me podrían ayudar y apoyar. Tengo 13 años y soy de Chile. Mi problema puede parecer simple, pero me ha atormentado hace varios meses. Me gustaría relacionarme con personas que tuvieran los mismos gustos que yo, pero esto es lo que me impide tener amigos. Me considero demasiado diferente. Se que todos somos diferentes y eso... pero normalmente los chicos no están interesados en estudiar, leer, etc. Esto último es lo que a mi me apasiona, pero lamentablemente no hay nadie cercano a mi cuyos gustos sean los mismos. Intento hacer amigos por redes sociales, pero no encuentro a nadie, y tampoco creo que sea buena idea. Soy infeliz estando solo. Tenía una compañera de mi clase que aparentemente tenía estos gustos. Tuvimos una buena relación por un tiempo, hasta que ella comenzó a juntarse con otra compañera que influyó en su comportamiento de mala manera... y así fue como la perdí. Ahora estoy solo. A veces me comporto como un estúpido, porque pienso que la estupidez es igual a felicidad. Miro a mi curso (del Liceo donde yo estudio) y veo como todos se divierten haciendo cosas estúpidas de adolescentes y las mujeres comentando quién es su Amor Platónico. Me deprimo todos los días pensando en qué día podré encontrar a alguien... alguien con quién yo pueda compartir y que no se interese solo por mi inteligencia (no digo que yo sea inteligente, pero así lo creen mis compañeros). No le encuentro el sentido a la vida. Sin mí, el mundo seguiría su rumbo, y no cambiaría nada. Estoy devastado...

Su voto: Ninguno Media: 5 (1 voto)

Comentarios

¡Hola!!!

Hola, seguramente que sí que seas muy inteligente, al menos a mí me lo parece en vista de tu edad y qué y cómo escribes. Posiblemente yo también lo sea y me siento bastante identificado contigo. El caso es que basándome en ello y en mi propia experiencia, lo que me sale decirte es que en verdad se puede estar solo y no sentirse mal por ello. Puede que resulte difícil llegar a ello, eso seguro, pero lo que te puedo garantizar es que se puede. Yo en un principio no lo sabía ni me lo plantee así. Mi planteamiento desde bien pequeño es que si me sentía peor estando acompañado de personas, personas que no me gustaban, que solo, que también me sentía mal, pero no tanto como con esa clase de personas, entonces debía apostar por estar solo mientras no hubiese nada mejor. Bueno, el caso es con el paso de los años llegó el momento en que dejé de sentirme mal por estar solo y comprender el porqué me sentía así y se siente la gente en general. No me he vuelto a sentir mal por ello nunca más, al contrario, adoro y disfruto mi soledad y la aprovecho para seguir creciendo. A la vez sigo abierto a entablar relaciones con los demás, pero eso sí, nunca estaré con nadie si en vez de aportar lo que hace es restar. No tengo ninguna necesidad de ello.

Así que bueno, mi única intención con ello es hacerte saber que existen otras posibilidades en este mundo, que no todo es como nos cuentan o como parece, que hay muchas cosas erróneas aunque estén completamente extendidas en una sociedad. No tienes que mirar un poco atrás en la historia para encontrar ejemplos.
Una cosa sí es segura, hay algo con lo que todos venimos equipados de serie por el hecho de ser humanos y que siempre nos acompaña y que podemos llegar a aprovechar en cualquier momento para empezar a localizar nuestro camino, nuestro rumbo, aquello que más nos pueda beneficiar, y no es otra cosa que tus sentimientos, tus emociones, eso tan primario que te dice cuando algo está o no bien independientemente de cualquier otra cosa. Nacemos con una magnífica brújula interior que la sociedad y la educación se encargan de malograr. Busca dentro de ti y aprovecha esa sensibilidad especial que parece que tienes. No te digo que el camino vaya a ser fácil, todo lo contrario, pero lo que sí te puedo asegurar es que merece la pena, porque donde puedes llegar es maravilloso.

Y bueno, algo que a mí me ha ayudado mucho en el camino ha sido la ciencia y el gusto por el pensamiento y método científico, en especial la astronomía y ciencias del espacio, aparte de la psicología y la neurociencia. Los valores y la profundidad que te pueden surgir al conocer la maravilla y la magia que tiene el universo y, en especial, la vida humana, es lo más.

https://youtu.be/rcsFcG8MdqA